Ultimos votos de Fonfo

El domingo 23 de octubre la Eucaristía de 21,00h fue la ocasión para celebrar, junto con el día del Señor y el Domund, los últimos votos de Fonfo (Alfonso Alonso-Lasheras). Fonfo es uno de los jesuitas que acompaña esa celebración cada domingo, miembro de la comunidad de jesuitas y responsable de vocaciones en la provincia.

Familiares y un nutrido grupo de jesuitas quisieron sumarse a la comunidad parroquial, en un templo abarrotado, para acompañar a Fonfo en un momento tan especial. Los últimos votos, hechos al final de una larga etapa de formación y trabajo, marcan el momento de la incorporación definitiva de un jesuita a la Compañía de Jesús.

Antonio España, provincial de los jesuitas, presidió una celebración en la que la figura del publicano se convirtió en referencia y ejemplo de cómo vivir la consagración con un corazón humilde. Primero, en las palabras del provincial en la homilía. Y después, en las que Fonfo convirtió en plegaria al final de la comunión.

Mi fariseo y mi publicano  

Cada día luchan en mí  
un fariseo y un publicano.  
Uno cree que se lo merece,  
que pone mucho de su parte,  
y que su esfuerzo es suficiente.  
El otro sabe de su limitación,  
se deja acariciar en ella  
y no se atreve a levantar la mirada.  

Gracias Señor  
porque te ríes del primero  
y tienes compasión del segundo.  

Gracias porque el frágil  
no deja al fuerte  
mirar a otros desde arriba,  
ni inmunizarse ante el dolor ajeno.  

Gracias porque sí,  
soy como los demás.  
Y consagrar la vida  
no suma puntos  
ni busca aplausos,  
sino que confía que,  
con tu gracia,  
pueda continuar en esta misión  
de “en todo amar y servir”.  

Y así, junto a otros compañeros  
“amigos en el Señor”,  
dejar que la fe y la esperanza  
lo sean todo.  

Noticias relacionadas

Arranca el curso

Arranca el curso

Ya en septiembre, en las próximas semanas iremos arrancando todas las actividades. Por ahora volvemos al horario de invierno en las...